Cómo empezar a atraer el amor con los rituales

0 Comments


¿Te has dado cuenta de que hay ciertos rituales en casi todas las relaciones? Desde atarse el zapato hasta decir «te quiero», hay una gran variedad de formas de empezar y terminar una relación. Si eres como yo, la sola idea de empezar o terminar una relación te hace temblar. Pero, ¿y si te dijera que hay una solución sencilla para asegurarte de que esas primeras semanas o meses de relación sean lo más frescas posible? No estoy hablando de un proceso elaborado que requiera mucho tiempo. No, este consejo se refiere a pequeños rituales que pueden cambiar literalmente la forma en que te sientes al comenzar nuevas relaciones y al terminar las antiguas. Los rituales nos dan algo que esperar, algo que podemos hacer juntos que nos hará sentir especiales y nos empujará en la dirección correcta tanto personal como profesionalmente. Dan estructura a nuestras interacciones con otras personas y ayudan a guiar nuestras acciones hacia futuros acontecimientos.

¿Qué son los rituales?

Los rituales son pequeñas actividades, a menudo absurdas, que crean una conexión entre dos personas. Están pensados para añadir un sentido de propósito y emoción a situaciones que de otro modo serían mundanas. Los rituales intensos y personales pueden ser increíblemente poderosos, llegando a cambiar el curso de una relación. Los rituales pueden ser una buena manera de involucrar a tu red de amigos en una nueva relación. Invita a tus amigos a tomar té y galletas, o pide a tu pareja que te acompañe al supermercado. Pídeles que te traigan un regalo para abrirlo en la cita. También es una buena forma de enseñar a tus amigos a salir con alguien y pedirles que te enseñen a vestirte y a actuar como un novio o una novia adecuados.

Empieza con un abrazo

Un abrazo puede ser una de las experiencias más poderosas y significativas que tú y tu pareja puedan tener. Los abrazos pueden ser relajantes y proporcionar un ritual de amor contra el estrés que conlleva el inicio de una nueva relación. También puede ser una experiencia de unión, por lo que ambos pueden pasar tiempo juntos haciendo cosas que siempre han querido hacer pero que tenían demasiado miedo de hacer por su cuenta. Hay un sinfín de formas de iniciar una relación con tu pareja. Un simple abrazo puede ayudar mucho a que ambos se sientan a gusto el uno con el otro.

No pasar demasiado tiempo juntos

A veces la relación de pareja tiene que pasar a un segundo plano por otros compromisos. Es natural querer pasar tiempo con tu pareja y querer estar a su lado cuando se siente mal o se siente solo, pero a veces también hay que hacer un hueco en tu vida para los demás. Es fácil sentirse culpable cuando se pasa tanto tiempo juntos. No hace falta que pongas en marcha un plan elaborado para evitar caer en la rutina de la relación, pero es útil ser flexible sobre cuándo podéis pasar tiempo juntos.

Ayudar en las tareas domésticas

Como principal sostén de la relación, es importante que tu pareja ayude en las tareas domésticas. Esto puede ir más allá de lavar los platos o barrer el suelo. Si eres capaz de ayudar en algunas de las tareas domésticas más agotadoras, ambos podréis mostraros como una pareja más fuerte. Los rituales son estupendos porque dan a tu pareja algo que esperar y le empujan en la dirección correcta tanto personal como profesionalmente. También pueden ayudarte a mostrarte como una versión más fuerte y mejor de ti mismo.

Sorprende con declaraciones inesperadas

Este es un clásico. Cada relación tiene un conjunto único de retos y complicaciones. Algunos son fáciles de predecir (¿será capaz de cocinar una comida sana para mí?), otros son difíciles de anticipar (¿podrá cuidar de nuestro/s hijo/s al mismo tiempo?). Sorprende a tu pareja con una declaración inesperada. Puede ser un abrazo, una declaración, un regalo o cualquier otra cosa que te apetezca darle. Es importante tener en cuenta que no tienes que hacer esto una vez al mes o incluso una vez a la semana. Sorprende a tu pareja con algo cotidiano que te interese y no te olvides de hacérselo saber.

Conclusión

Por muy fácil que sea desestimar los rituales y asumir que nunca serán un problema en tu relación, en realidad son uno de los aspectos más importantes de cualquier relación. Además, ¿a quién no le gusta un poco de comportamiento ritual de vez en cuando?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.